Un mundo lleno de historia detrás de los piojos

Un mundo lleno de historia detrás de los piojos

Aunque por su dimensión estos parásitos podrían parecer insignificantes, cuidado, los piojos son mucho más poderosos de lo que podríamos imaginar. Sus diminutos cuerpos, de entre uno y cuatro milímetros, llevan acompañando al hombre desde tiempos inmemorables. Se tienen indicios de su presencia hace más de 9000 años. Desde entonces no sólo no nos han abandonado, sino que se han hecho más resistentes gracias a la selección natural, que ha permitido sobrevivir a los más fuertes.

 

Cuál ha sido el papel de los piojos a lo largo de la historia

La historia de los piojos es la historia de la Humanidad porque siempre han estado con nosotros, o, mejor dicho, en nuestras cabezas, y siempre que intentamos acabar con ellos, los piojos evolucionan y siguen propagándose.

El primer hallazgo data del año 10.000 a. C., cuando se encontró en Brasil un piojo en una cabeza humana. A partir de ese momento se encontraron más evidencias; liendres en una caverna neolítica y en momias egipcias de 5.000 años, que, además, tenían pequeños peines de púas estrechas hechas de hueso, quizá lo que serían las primeras lendreras.

A lo largo de los siglos los piojos continuaban acompañando a los humanos y las propagaciones más importantes se daban en épocas de conflictos militares y guerras civiles, de hecho, los piojos, junto a las pulgas, tuvieron un papel muy importante en la propagación de la Peste Negra en Europa en el siglo XIV. Años después, ya en siglo XX, serían los responsables de transmitir la fiebre en las trincheras.

Cada civilización comienza a desarrollar sus tratamientos; los egipcios plasman en sus papiros las forma que tenían de ahuyentar moscas y piojos, masticando carne caliente y agua y escupiendo sobre la piel. Tiempo después optarán por afeitar todo el cabello para evitar el contagio. Hacia el 500 a. C., los chinos ya realizan los primeros tratamientos para controlar las epidemias con arsénico y mercurio. Desde entonces cada pueblo fue desarrollando diferentes tratamientos para acabar con los piojos, siempre a nivel casero, pero en 1870, en Pensilvania, aparece el primer aceite comercial para combatirlos. En la década de los 40’ los tratamientos comienzan a nacer en los laboratorios, desde entonces se ha trabajado por encontrar ingredientes eficaces e inocuos para el ser humano.

 

Algunas curiosidades históricas

Intentando evitar a los piojos, muchos hombres y mujeres de la alta sociedad europea, afeitaban sus cabezas y usaban pelucas, algo que no funcionó demasiado bien, ya que los piojos también invadían las pelucas y desde ahí tenían vía libre hacia el resto del cuero cabelludo.

Otra curiosidad histórica es que, aunque parezca mentira, en el norte de Siberia los piojos eran un símbolo de amor, ya que las mujeres, cuando elegían hombre para casarse, les daban uno de sus piojos como idea de unión con el concepto de “mi piojo es tu piojo”.

 

¿Cuál es la prevalencia de esta enfermedad?

Al día de hoy estos parásitos constituyen una de las mayores endemias a nivel mundial a las que todavía tenemos que hacer frente. Están considerados como la epidemia del siglo XXI. Es más, con el paso de los años su frecuencia va en aumento, y es que han sido capaces de hacerse resistentes a la mayoría de los pediculicidas. Concretamente en España la prevalencia oscila entre el 5 y el 15% de la población escolar, lo que significa que hasta 900 mil niños resultan infestados anualmente. En países industrializados la prevalencia varía entre el 1% y el 3% de la población general y entre el 10% y el 20% de la población escolar en determinados momentos, aunque puede llegar al 50% en situaciones concretas. Qué los hace tan resistentes. A lo largo de los siglos han tenido lugar en esta especie ciertas mutaciones genéticas que favorecen la aparición de resistencias. Esto se ha visto facilitado gracias al gran movimiento de personas que existe en el mundo, propiciando el cruce genético entre diferentes especies de ámbitos geográficos dispares. A esto se unen los factores nombrados anteriormente, como son la selección natural que permite sobrevivir a los mejor preparados, así como las resistencias a los tratamientos, lo que obliga a una búsqueda continua de métodos para su eliminación.Cómo acabar con los piojos? La pediculosis, como se conoce a esta infestación, resulta muy molesta, ya que afecta principalmente a la zona de la nuca y detrás de las orejas, generando prurito. Además, debido al rascado los niños suelen producirse lesiones como eritemas. Es por ello que todos los padres buscan desesperados una solución adecuada y definitiva. Aunque no es fácil, existe un tratamiento de piojos. Este tratamiento no solo consigue eliminar los piojos, sino también las liendres, lo que es muy importante. Con Fórmula TOTAL, de otc antipiojos, en tan solo dos minutos y mediante una sola aplicación conseguirás acabar con la plaga.

Si necesitas ayuda para acabar con los poderosos piojos, nos tienes aquí para apoyarte. Estaremos encantados de poner freno a esta gran plaga.